03 Marzo 2014

Los estadios de futbol

Escrito por Victor Flores
Visto: 2164

Por Gabriela Sánchez Ibarra

@GabrilondaSoler

Uno de los placeres más grandes que tengo en la vida es viajar. Y también he sido afortunada porque conozco muchos lugares –no tantos como quisiera- en varias partes del mundo. En todos y cada uno de ellos me encuentro maravillas, y una constante de cada salida es que busco el estadio de fútbol de la localidad a donde voy.

Puedo decir que he conocido estadios de muchas formas, tamaños y colores. El más grandioso, a mi parecer y por mi afición culé sin duda, es el Camp Nou, sede del Fútbol Club Barcelona. Originalmente, llevaría el nombre del fundador de dicho club, Joan Gamper, pero la iniciativa no prosperó. Fue inaugurado en 1957 sólo con el nombre de Estadio de F. C. Barcelona y hasta el 2001 adoptó oficialmente su nombre actual. Tiene una capacidad para cerca de 100 mil personas y es el sexto con más capacidad de Europa y el sexto del mundo.

El Estadio Azteca, localizado en la Ciudad de México, es otro de los grandes colosos donde se llevan a cabo partidos de fútbol. Mis padres cuentan que me llevaron cuando yo era muy pequeña. Lo creo porque ni ellos se acuerdan que partido era y yo mucho menos de la experiencia.  Recuerdo, eso sí, que lo visité en mi adolescencia y ni siquiera cuando se disputaba un encuentro, sino cuando se llevó a cabo el concierto de Elton John en 1992. Regresaría para ver a Michael Jackson y como la tercera es la vencida, finalmente asistí a un partido: México vs. Jamaica.

Por sus características y ubicación, los estadios que más impresión han causado en mi son el Estadio Vicente Calderón, sede del Atlético de Madrid y ubicado en esta misma ciudad. Dicho estadio se localiza en el barrio de Imperial, a orillas del río Manzanares, el cual ocupa parte del recinto. El Estadio Mestalla, en Valencia, sede del equipo del mismo nombre, es otro de los recintos que causa impresión, debido a la inclinación tan pronunciada de sus graderías.

En México, el Estadio Azul en el Distrito Federal y el Estadio Nemesio Díez en Toluca, causan sensación debido a que se encuentran en medio de las grandes urbes en que se han convertido las ciudades ya citadas. Uno no adivinaría que en medio de todo ese tumulto de casas han un estadio y menos con las capacidades con las que cuentan.

Mención aparte, merecen esas comunidades donde se dedica un espacio a la práctica de este hermoso deporte. Los he visto desde los fastuosos, con pasto sintético, gradas y todos los servicios, hasta aquellos “polvorines” donde por el puro gusto de patear una pelota y regresar cada fin de semana a hacer frente al acérrimo rival, los contendientes son capaces de crear sus propias bancas y acondicionar una camioneta a modo de refrigerador-tienda-primeros auxilios y banquillo de suplentes.

El fútbol siempre ha sido y será mi deporte favorito, y sin duda “donde haya dos que pateen una pelota, hay fútbol”. En ocasiones, el espacio para practicarlo es lo de menos, pero no podemos negar que la industria del fútbol nos ha legado estos grandes espacios para ir a desbordar nuestra pasión y apoyar a los equipos de nuestras mayores querencias.

 

 

 

Resultados Liga MX ofrecidos por Marcadores.com

top