16 Septiembre 2013

Un año de Bitácora

Imagen Javier Rodríguez

Por Víctor Flores

@vicfloresm

Hoy, hace un año, se puso en marcha este proyecto con la intención de abrir un espacio y dar voz a tanta gente que lee en redes sociales y en foros, o que escucha en conversaciones ocasionales. Bitácora de Futbol es la voz de aquellos, todos, que no tienen cabida en los medios tradicionales de comunicación.

Hoy, hace un año, no dormí, y no por festejar el Grito de Independencia; no lo hice por dedicarme a subir los primeros 60 textos con los que arrancó el proyecto. Hoy, hace un año, inició una aventura que no sabía realmente si duraría una semana, un mes o más tiempo. Gracias al apoyo de mis grandes amigos y de la gente que ha tomado como suyo este proyecto seguimos aquí. Estamos aquí para celebrar el primer año de vida.

Bitácora de Futbol surgió por la necesidad de hacer algo para la gente; muchos nos quejamos de que los comentaristas son los únicos que opinan y que no existe un lugar para los aficionados. Por eso estamos aquí, para dar voz a los aficionados quienes, semana a semana, dedican varias horas de su vida a ver, escuchar y seguir a sus equipos favoritos.

Hoy me da gusto saber que tenemos más de mil textos en el sitio, producto del esfuerzo de colaboradores fijos y de público que nos ha seguido a lo largo de la pequeña historia que comenzó a contarse de tu mano el 16de septiembre de 2012.

Mientras preparaba el texto para iniciar esta aventura, leía los trabajos de todos los columnistas. Ninguno consignaba el conflicto entre TV Azteca y el club León que derivó en un ‘castigo’ a su hermano mayor Pachuca. La televisora decidió cerrar las tomas durante la transmisión de sus partidos, del Pachuca, como local. Fue un castigo porque los directivos del León no firmaron la transmisión de sus partidos.

Algo cambió esa temporada en el futbol nacional; el duopolio televisivo tuvo que aceptar la entrada de la televisión privada. Empresarios como Carlos Slim querían jugar en la misma cancha en donde por años sólo dos habían tenido el balón.

Acostumbrados los ejecutivos de Televisa y TV Azteca al pan y circo en la famosa carpa del futbol nacional tuvieron que ceder y aceptar que el pastel sería, a partir de entonces, compartido con cuantos quieran entrarle y tuvieran dinero para pagar.

Puede que no todo sea para el bien del futbol, pero el reacomodo obligó a la Federación Mexicana de Futbol —con el ingreso de Grupo Carso y Fox Sport— a ‘regular’ –lo que se venía pidiendo por muchos años: la multipropiedad.

Ese reacomodo y la ‘regulación’ de la multipropiedad hizo en nuestro futbol que, en una temporada, tres clubes perdieran su identidad: La Piedad —con todos los problemas sociales que acarrea el estado de Michoacán, y para los cuales el futbol de Primera hubiera sido un bálsamo— dejó de existir.

Querétaro oficialmente perdió la categoría, pero regresó a Primera sin ningún trámite de por medio. Y el grupo Delfines o grupo Oceanografía de Amado Yáñez —quien por cierto tiene varios equipos de futbol, aunque según ya no está permitido— traspasó la franquicia de Jaguares de Chiapas.

Meses antes y tras el anuncio de que la multipropiedad sería penada, Yáñez había comprado esa franquicia a TV Azteca. Sin preguntar a nadie se la llevó a Querétaro, haciendo el primer híbrido —las redes sociales lo calificaron como Jaguallos— y uno de los más lamentables cambios que se dieron desde que la liga decidió regular la multipropiedad.

Y como la gente de Chiapas quería futbol y el dueño de San Luis —Carlos Hugo López Chargoy, hermano del dueño de Puebla— no le interesó mantener el equipo en la entidad e hizo el segundo híbrido: los Jaguares-Gladiadores y regresó el futbol del primera a Chiapas, con un equipo denominado Chiapas F.C.

Dicen que a río revuelto ganancia de pescadores. Y eso fue lo que pasó con el Club Veracruz, que regresó a Primera después de que la Liga MX autorizara que la sede de la Piedad se trasladara al puerto y el empresario Fidel Kuri Grajales regresara así, a la fuerza, el futbol de Primera al puerto jarocho.

En el futbol mexicano, este de doble moral, que nos dice un día que se acaba la multipropiedad —curiosamente cuando entran nuevos y poderosos “jugadores” al futbol—, esa misma que con la mano en la cintura arrebata a un club que legítimamente obtuvo su ascenso a la máxima categoría y se lo otorga a otro que tiene dinero, algo cambió.

Bitácora de Futbol ha exhibido, durante su primer año, que ese cambio es un espejismo porque se han beneficiado todos, menos los aficionados ni el futbol. José Manuel de la Torre, El Chepo, y el Tri, sirven como un botón de muestra de los grandes negocios que representa la afición mexicana. Otra muestra es la imposición de torneos cortos, una modalidad para tener doble liguilla y esquilmar, si se puede más, a los amantes del futbol. 

Un año después, gracias. Gracias a todos por su a poyo a este proyecto.  En especial al More, a Javo, a Jolo, al Chero, a Barrón, a Paco, a Otilio, y a todos lo que han enviado, en algún momento, un texto, que piensan hacerlo y lo harán en los próximos años. Recuerden que este es su espacio, es su voz. Aquí, todos somos expertos, somos los que hacemos el futbol.

 
 

 

 

Resultados Liga MX ofrecidos por Marcadores.com

top