13 Junio 2013

El DT: un mago del banquillo

Escrito por Victor Flores
Visto: 1994

Foto Especial 

Más que un entrenador, es un gran motivador…

Por Luis Jaime Robledo García

Rueda el balón, se desborda la pasión, y con ella, los cantos de la afición, en la cancha, 22 futbolistas se preparan para brindar su máximo esfuerzo, un árbitro destinado a impartir justicia, y en las bancas, los directores técnicos se disponen a sacar la victoria, mostrando su capacidad como estrategas y magos dentro del banquillo, pues su labor es más que importante dentro de los 90 minutos. Gritan, manotean, ubican, y todo, por amor a su profesión, y a la institución que defienden. 

El director técnico es la persona encargada de dirigir, instruir y entrenar a un equipo de futbol. Su capacidad está más que comprobada, ya que son líderes por naturaleza, y de ellos dependen un grupo de futbolistas a los cuales deben motivar, para la gloria alcanzar. 

Roberto Hernández Ayala, originario de La Piedad Michoacán, y actual técnico del club Neza, logró por primera vez un campeonato como entrenador, al coronarse campeón del torneo Clausura 2013 de la Liga de Ascenso MX, derrotando a Necaxa en el estadio Victoria, de la ciudad de Aguascalientes. “Me siento muy contento, satisfecho por el trabajo que se ha hecho, tengo un grupo de futbolistas que tienen ganas de triunfar y trascender, el trabajo habla por sí solo, y hoy somos campeones”, comentó. 

Respecto a la labor del director técnico, argumentó que no es que se demerite su trabajo, sino que los jugadores son los encargados de llevar a cabo las indicaciones y estrategias, logrando así, plasmar la idea del entrenador dentro del campo. “Tienes que ser capaz de manejar un grupo de futbolistas, ser lo más directo y eficaz en tus indicaciones, para que el jugador funcione de manera adecuada”, expresó. 

QUERIDO U ODIADO POR TODOS

Los directores técnicos se mantienen o destituyen de acuerdo a sus resultados, debido a que en nuestro futbol, se priorizan los títulos a diferencia de los procesos futbolísticos a mediano o largo plazo. Como estratega puedes hilar varias victorias, y serás visto como un ídolo para los tuyos y tu afición. Sin embargo, la desazón viene si  acumulas derrotas de manera consecutiva y serás visto como el peor técnico. De inmediato tienes que abandonar el cargo. 

Si el equipo gana, mérito de los jugadores, si el equipo pierde, es culpa del entrenador. Gustavo Matosas, director técnico del club León, comentó en una entrevista para la revista Futbol Total, que los jugadores, directiva y cuerpo técnico, deben formar un engranaje, en el que cada quien ponga de su parte, para que todo fluya de manera adecuada. “Debes formar un engranaje para que las cosas salgan bien como institución”. 

Los entrenadores son personas muy inteligentes, ya que son sabedores de que existen pasajes sombríos durante un partido, pero deben ser capaces de revertir esos momentos mediante sus capacidades, estrategias y liderazgo dentro del banquillo. Son tan capaces, que sus ideas les permiten solventar los problemas que presente el rival, y pasar de la oscuridad a la claridad en tan sólo 90 minutos. 

Por otra parte, los estrategas no solo manejan a sus futbolistas, pues además, tienen que mantener buena relación con la prensa, medios de comunicación, directiva y afición. Parece fácil, pero tener al mando un grupo de figuras, controlar tus emociones y tus palabras al emitir declaraciones, hacen de los entrenadores, una persona de gran valía, no sólo dentro del campo, sino como persona y profesional del deporte.

Diversos equipos, diferentes estilos

Dentro de nuestro balompié, abundan los directores técnicos, y en ellos, afloran los distintos estilos. Podemos ver entrenadores que gritan, brincan, regañan, orientan y manotean, son presas de la adrenalina y la pasión que nace de este bello deporte, y que además, hacen del área técnica un verdadero espectáculo. Pero también hay aquellos estrategas que no pierden su estabilidad emocional y se mantienen serenos ante las situaciones adversas del partido, denotando tranquilidad, pasividad y capacidad de la labor realizada.

Tomas Boy, Miguel Herrera, Ricardo Ferreti, entre otros, son estrategas que ponen de manifiesto sus virtudes en la banca, y que entre sus mayores cualidades, demuestran la intensidad, entrega y calidad de su trabajo. Son personas apasionadas, que disfrutan y viven cada minuto al máximo, y que con un grito arman dentro del campo una verdadera revolución, pues su valía y capacidad como técnicos, está más que comprobada. 

Los equipos de futbol son reflejo de su entrenador, y por ende, existen equipos de sangre caliente, otros de sangre tibia, y pocos de sangre fría, es decir, equipos que de acuerdo a sus virtudes y limitantes, buscan apoderarse del juego, y así lograr la victoria. Cada uno con estilo e identidad propia, pero con un solo objetivo, buscar el título que brinde una satisfacción a la afición, ese título que te hace ser monarca del futbol mexicano, que te hace ser recordado por un muy largo tiempo y que te hace mejor como institución futbolística. 

Preparación de un D.T.

En el futbol mexicano, existe la Escuela Nacional de Directores Técnicos (ENDIT), institución que permite realizar el curso para poder desempeñarte como entrenador. De acuerdo con lo publicado en La Crónica de Hoy, el costo de dicho curso alcanza los 26 mil pesos, costo que implica tomar clases durante 15 meses, tener suerte de ser contratado por algún equipo y, lo más importante, tener una amplia capacidad de sufrimiento pues de los 50 ó 60 alumnos, sólo 10 terminan (por falta de tiempo).

El curso se compone de cuatro módulos: Instructor Profesional, Auxiliar Técnico, Entrenador profesional y Director Técnico, cada uno con una duración aproximada de 3 meses. El costo y el tiempo puede parecer poco o mucho, pero la enseñanza que recibes, es realmente incomparable. Sufres en clases, pero lo reditúas dirigiendo a algún equipo, es cuestión de paciencia, tranquilidad y tolerancia, pues quien siembra trabajo, tarde o temprano cosechará el éxito. 

Más que un entrenador

A nivel amateur, la labor de un director técnico es mayor, porque además de ser estratega, eres formador de buenos futbolistas, pero antes, de grandes personas, con valores dentro y fuera del campo, aspecto que es de admirar en las instituciones. “No sólo se es entrenador, también se es motivador, amigo y psicólogo de tus futbolistas”, explicó Carlos Alberto Robledo, ex jugador profesional y actual director técnico de la escuela de futbol Santos Soccer. 

Carlos Alberto, manifestó que el proceso de formación de un futbolista conlleva tiempo, ya que tiene que aprender desde conceptos básicos y fundamentales del futbol, hasta lograr asimilar una estrategia táctica. 

Todos los entrenadores buscan lo mejor para sus equipos, cada uno de acuerdo a sus virtudes, pero no olvidan tres aspectos importantes: la organización colectiva, la actitud competitiva de todos sus futbolistas, y por último, el control emocional de jugadores y técnico. Todos los elementos se conjuntan, y forman del estratega, un mago dentro del banquillo, capaz de revolucionar a los suyos para hacer del juego, un espectáculo inolvidable, para tener el balón, y convertirlo en pasión. 

Termina el juego, ambos técnicos se dan la mano, y se marchan a su vestidor, para saber que hicieron bien o mal, para hacer el balance del juego, en el que pasaron de lo turbio, a lo tranquilo, navegando en el trámite del partido, y exponiendo sus ideas a todo sentido. 

Silbatazo final, los técnicos movieron sus piezas para salir triunfadores, agotaron sus cambios para denotar el juego, se valieron de gritos para superar al rival, y todo, por amor al futbol, a este bendito deporte, que transmite emociones, sensaciones, que destruye sentimientos, y los convierte, en hermosos momentos.

 

 

 

Resultados Liga MX ofrecidos por Marcadores.com

top